Jugador de Almería de las décadas años 1.950 y 1.960. Llegó a ser Presidente transitorio de la Federación Almeriense de Pelota durante dos años, de 1.967 a 1.969.

Fue un habitual en los años que estuvo en activo en todos los frontones de la provincia, teniendo una calidad y técnica notables.