– Prohibición de jugar a la Pelota dictada por el Obispo de la Diócesis de Almería, D. Anacleto Meoro.

– Ya en el año 1.863 era muy popular el juego de la Pelota, Frontón, tanto, que en el “Compendio de los Deberes y Obligaciones Religiosas y Sociales” recoge dentro de sus normas para los seminaristas, prohíben jugar a la Pelota al entrar y salir de clase. A continuación les dejamos la página 159 de dicho Compendio, donde se observan dichas normas y obligaciones.